Trump gravaría hasta 95% de compras de EU a China

Home   /   Trump gravaría hasta 95% de compras de EU a China

Tras no alcanzar un acuerdo comercial bilateral el viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a 95% del total de las importaciones originarias de China.

Seguidamente, Trump lanzó una segunda advertencia al gobierno chino. Si él no alcanza un acuerdo en su primer periodo de gobierno, le resultará mucho peor a China negociar otro tratado en un eventual segundo mandato bajo su cargo.

Estados Unidos subió a partir del pasado viernes de 10 a 25% el arancel a importaciones de productos originarios de China, con un valor anual de casi 200,000 millones de dólares.

Altos funcionarios de ambos países se reunieron el jueves y viernes en Washington sin poder evitar la nueva escalada de tarifas, aunque decidieron mantener el proceso negociador. El presidente “ordenó iniciar el proceso de aumentar los derechos de aduana a casi todo el resto de las importaciones de China, que están estimadas en unos 300,000 millones de dólares”, comentó el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Hasta ahora, las adunas estadounidenses cobran un arancel de 25% a productos importados de China por un valor anual de 234,900 millones de dólares con base en la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 de Estados Unidos, uno de los principales medios legales por los cuales ese país aplica los derechos estadounidenses bajo acuerdos comerciales y aborda las barreras extranjeras desleales a las exportaciones estadounidenses.

En el 2018, Estados Unidos importó productos de China por un valor de 539,503 millones de dólares, por lo que de cumplirse la amenaza de 300,000 millones, se gravaría 95% del total de importaciones estadounidenses procedentes del ese país asiático.

El procedimiento para imponer tarifas a los bienes por 300,000 millones de dólares que faltan debe estar necesariamente precedido de notificaciones públicas y la apertura de un período de consultas a involucrados, y recoger sus comentarios y divulgarlos, lo cual toma meses.

De su lado, el jefe negociador chino, Liu He, dijo este viernes que el diálogo proseguirá en Pekín pese a los obstáculos encontrados: “Las negociaciones no fracasaron, al contrario, (los obstáculos son) un giro normal en las negociaciones (…) Es inevitable”, dijo ante medios chinos en Washington, de acuerdo con la agencia AFP.

El negociador destacó tres puntos de desacuerdo: el retiro de los aranceles punitivos de alcanzarse un acuerdo, como quiere Pekín; la cantidad de productos estadounidenses que China debe comprometerse a comprar para reducir el enorme desequilibrio comercial, y el equilibrio en el texto final de cualquier pacto.

Trump advirtió este sábado a China que, si no llega a un acuerdo comercial con Estados Unidos ahora, le resultará mucho peor negociar otro tratado en un eventual segundo mandato bajo su cargo.

“Creo que China sintió que estaban siendo golpeados tan duramente en la reciente negociación que podrían esperar a las próximas elecciones, en el 2020, para ver si tienen suerte y gana un demócrata, en cuyo caso continuarían estafando a Estados Unidos por 500,000 millones (de dólares) al año”, tuiteó Trump. “El único problema es que saben que voy a ganar (los mejores números de economía y empleo en la historia de EU y mucho más) y el acuerdo será mucho peor para ellos si tiene que negociarse en mi segundo mandato. Sería sabio de su parte que actúen ahora, pero les encanta sumar !grandes aranceles!”, agregó.

Los comentarios llegaron tras dos días de conversaciones entre Washington y Pekín, que terminaron el viernes sin acuerdo, pero tampoco con una ruptura inmediata, lo que ofreció un atisbo de esperanza en que aún puedan encontrar una manera de avanzar.

Matiza a Kudlow

Ayer, Trump defendió su política de aranceles punitivos contra China, tras declaraciones ambiguas de su principal asesor económico, Larry Kudlow, quien reconoció que esos impuestos podrían afectar también a las empresas estadounidenses.

“Estamos justo donde queremos estar con China. Recuerden, ellos incumplieron sus compromisos con nosotros y trataron de renegociar”, expresó Trump.

Más temprano, entrevistado por la cadena Fox News, Kudlow había reconocido que los aranceles no eran pagados directamente por China, sino por las empresas estadounidenses.

“En realidad, las dos partes sufrirán con esto”, sugirió el asesor ante la insistencia de los periodistas.

Fuente: El Economista

Suscríbete a Nuestro Boletín Informativo

Ingresa tu correo y recibe noticias y actualizaciones en materia de Comercio Exterior

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cadenas de suministros no se romperán pese a resultados del TLCAN

Todas las Noticias

Categorías